Crónica Jornada 3 – CAST

[català]

Crónica Jornada 3: (13 de Diciembre de 2018)

Por Raquel Artiles Gaillard

 

>>Áudio de la Jornada<<

 

Ángel López Soto: El Dalai Lama me dijo: ‘Tú haces un servicio’

Desde 1997, el fotoperiodista Angel López Soto hace seguimiento de los 150.000 tibetanos exiliados en el mundo tras la invasión de China, en 1949. En una ocasión, fue recibido por el Dalai Lama. El líder tibetano había sido un aficicionado a la fotografía y López Soto le preguntó por ello. Él le contestó: “Ya no tengo tiempo, además, ¿qué importancia tiene una fotografía?”, a lo que el fotoperiodista le respondió: “Yo soy fotógrafo”. “Lo tuyo es diferente. Tú estás haciendo un servicio”, respondió Dalai Lama.

Las palabras del líder político y espiritual del pueblo tibetano reflejan la utilidad de la fotografía social para proyectar al mundo las injusticias y establecer conexiones con la sociedad a través de la empatía y los valores humanos.

“A lo largo de mi experiencia profesional en los viajes he descubierto que la educación es la única herramienta de transformación, algo que no apreciamos en los países en desarrollo”, señaló López Soto en el marco de su conferencia ‘La educación, una herramienta para erradicar la pobreza’. Retrató las Tibetian Children’s Villages que acogen a 12.000 niños y niñas refugiados, y que se han ido estableciendo en la India y Nepal. “Sus padres les dejan allí para que puedan estudiar según sus tradiciones (algo que no pueden hacer en su propio país) y regresan al Tíbet. Las autoridades tibetanas sabían que se enfrentaban a un exilio duradero, así que con esta iniciativa tratan de normalizar en lo posible sus vidas y no perder sus costumbres”. En estos centros “hay mujeres que asumen el rol afectivo de las madres, al que sus pequeños han tenido que renunciar por el exilio. Cada una de ellas tiene a su cuidado a unos 30 niños y ninas”, explicó.

En 2001, cuando López Soto fue a cubrir el terremoto de Gujarat (India) conoció a Moncho Ferrer, que se había desplazado con un equipo de emergencias de la Fundación Vicente Ferrer (FVF) para proporcionar ayuda humanitaria. Poco después, el fotoperiodista visitó la sede de la FVF en Anantapur (sur de la India), el primero de sus numerosos viajes al proyecto. Allí ha realizado varios reportajes que se han publicado en El País. Uno de ellos, firmado por la periodista Lola Huete, contaba la historia de éxito de 4 jóvenes dalits (la casta más baja y discriminada del sistema hindú). Una vez más “la educación permitió sortear el destino”. Los chicos estudiaron Ingeniería con el apoyo de la FVF y ahora trabajan en multinacionales tecnológicas de Bangalore. “Se demuestra que importa el mérito, no el origen. La educación transforma la realidad de las personas y además es contagiosa porque se convierten en referentes en su entorno”.

Hace dos años cubrió con Ayuda en Acción la mayor sequía de Etiopía en los últimos 50 años, que afectó a 18 millones de personas y provocó que 450.000 niños sufrieran desnutrición severa. Entre otras consecuencias, lo que allí vivió fue una regresión en la educación. “Los habitantes de las aldeas tuvieron que ser desplazados. Las escuelas se quedaron vacías y miles de niños y niñas tuvieron que abandonar los estudios”.

López Soto asegura que, como fotoperiodista tiene “la responsabilidad de hacer algo útil, que es informar y ayudar a tomar conciencia. A veces ese esfuerzo se diluye, pero otras no”.

 

Doreen Reddy: Estamos formando a nuevas generaciones de chicos en el respeto hacia las mujeres.

Doreen Reddy ha dirigido el Programa Mujeres de la Fundación Vicente Ferrer en la India hasta este mismo año. Durante los 36 que ha estado al frente de esta tarea y ha priorizado la lucha contra la violencia hacia las niñas y las mujeres. “Entre el 70% y el 80% sufre violencia y estas agresiones están normalizadas: No se las respeta ni se valora su trabajo”. Cada 7 minutos se produce un abuso contra ellas y cada 77 minutos una mujer es asesinada o se suicida, explicó. Entre las causas que provocan esta lacra está la dote. “Las familias pierden una parte importante de su patrimonio cuando se casan sus hijas, e incluso entonces, quedan deudas”. Ante una sociedad marcada por el patriarcado, Doreen se hizo una pregunta: “Si los hombres tienen madre, ¿por qué no quieren hijas? La respuesta está en que “los matrimonios salen muy caros en la India”.

La Fundación hace un trabajo de “rescate” de niñas y mujeres a través de una casa de acogida y un centro de inserción para mujeres víctimas de trata. También gestiona una línea telefónica en colaboración con el Gobierno donde se reciben llamadas con todo tipo de casos que representan una vulneración de los derechos de la infancia, como el trabajo infantil, los matrimonios precoces o la mendicidad. En los últimos cinco meses, se han evitado 450 bodas de niñas de entre 14 y 16 años. “La Ley recoge penas de hasta dos años de prisión y multa económica en estos casos, pero la realidad es que hay sobornos a la policía y es muy raro llegar a cumplir esa pena”.

Reddy explicó que la Fundación ha puesto en marcha en las aldeas donde trabaja talleres de sensibilización donde se reúne a chicos de 11 a 20 años para hablar y reflexionar sobre el respeto a las mujeres. Han visto que dirigirse a las nuevas generaciones es “más eficaz”. Está convencida de que solo a través de la igualdad “este mundo sería mejor. Habría más respeto, dignidad y felicidad”.

 

 

>>Áudio de la Jornada<<